Flujos monetarios

Posted on junio 1, 2020
Sólo una pequeña parte de la financiación de la investigación sobre sistemas alimentarios en África se destina a la transformación de los sistemas alimentarios y agrícolas. ¿Qué frena la inversión en agroecología?


La rápida evolución de las amenazas a los sistemas alimentarios y agrícolas del África subsahariana -desde las perturbaciones climáticas al estrés provocado por las plagas- hace que sea más crucial que nunca garantizar un flujo continuo de conocimientos e innovación.

En África, donde las formas insostenibles de intensificación tienen un impacto social y medioambiental negativo, la agroecología se perfila como una vía viable para construir sistemas alimentarios sostenibles y resilientes. En todo el mundo, explotaciones, comunidades y regiones están llevando a cabo transiciones agroecológicas con resultados impresionantes. Se calcula que aproximadamente 30% de las explotaciones agrícolas de todo el mundo han rediseñado sus sistemas de producción en torno a principios agroecológicos. Sin embargo, el desarrollo y la difusión de conocimientos sobre agroecología son cruciales para mantener este progreso y permitir que se extienda aún más.

La Investigación Agrícola para el Desarrollo (AgR4D) desempeña un papel fundamental a la hora de hacer frente a estos retos, pero su financiación se ha estancado en la última década, constituyendo tan sólo un millón de euros. 14% de ayudas agrícolas. Este estancamiento se produce en medio de un un panorama de desarrollo agrícola cada vez más complejo marcada por las prioridades divergentes de los donantes, las asociaciones público-privadas cada vez más extendidas y el papel predominante de las instituciones de investigación del Norte en la dirección de las iniciativas de AgR4D. 

Este informe de IPES-Food, el Instituto de Estudios para el Desarrollo (IDS) y la Fundación Biovision analiza qué apoyan los financiadores del agrodesarrollo y por qué, evaluando los flujos de financiación del principal donante bilateral, Suiza; el mayor inversor filantrópico en agrodesarrollo, la Fundación Bill y Melinda Gates (BMGF); y Kenia, uno de los principales receptores y ejecutores de la iniciativa AgR4D en África, así como el apoyo al cambio a la agroecología. 

El informe constata que el apoyo integral a la agroecología sigue siendo marginal: 85% de los proyectos financiados por el BMGF, y más de 70% de los proyectos realizados por institutos de investigación kenianos, apoyan la agricultura industrial y enfoques afines. En cambio, 51% de los proyectos AgR4D financiados por Suiza tenían componentes agroecológicos.

Looking behind the money flows, the obstacles to agroecological research are deep-rooted – but not insurmountable. Donor support often exists in a state of contradiction, with many endorsing agroecological principles limited to the biophysical dimension, simultaneously supporting conventional approaches. Ongoing concerns exist around agroecology's profitability, scalability, and compatibility with the short durations of many projects. This dual support tends to diminish agroecology's broader social impacts, as seen with donors like Switzerland. Entities like the BMGF prioritize quick, technological returns over the systemic solutions which fall outside their typical investment frameworks. In Kenya, the predominant barrier is a low awareness of alternatives to conventional models, but concerns about the profitability and scalability of agroecology, and whether it can fit within short project timeframes, are recurrent across the AgR4D community.

Garantizar un flujo constante de inversiones en investigación agrícola sigue siendo primordial y existen importantes oportunidades para cambiar de rumbo. Es necesario dar una serie de pasos para superar los "bloqueos", cambiar la forma en que se establecen las prioridades y acelerar el desarrollo y la difusión de los conocimientos agroecológicos:

  1. Centrarse en los elementos operativos de la agroecología como primeros pasos, aprovechando la adaptación al cambio climático, la salud humana y medioambiental y la igualdad de género para iniciar diálogos sobre agroecología, haciendo hincapié en prácticas básicas como la agrosilvicultura y la diversificación, y apoyando a las organizaciones hacia una agroecología sistémica, todo ello en consonancia con los ODS y organizando diálogos inclusivos entre múltiples partes interesadas.
  2. Captar los beneficios de la agroecología midiendo de forma holística los resultados del sistema alimentario through developing a comprehensive suite of indicators to assess projects' agroecological alignment, extending financial flow analysis, supporting holistic performance measurements, improving project transparency, and showcasing agroecological success stories to engage policymakers.
  3. Tender puentes entre diferentes partes del mundo de la investigación facilitando intercambios de aprendizaje y laboratorios transdisciplinares para potenciar la colaboración, concediendo subvenciones participativas para el desarrollo de proyectos, exigiendo la investigación inclusiva en las convocatorias de financiación y destacando las mejores prácticas de proyectos transdisciplinares.
  4. El cambio debe empezar en la formación y la educación acabar con los compartimentos estancos e integrar la transdisciplinariedad en la investigación y la formación, lo que incluye cursos interdisciplinarios con agentes no académicos, aprendizaje dirigido por profesionales, desarrollo de planes de estudios agroecológicos y creación de centros de excelencia agroecológica descentralizados en el África subsahariana.
  5. Cambio hacia modelos de financiación a largo plazo promoviendo normas flexibles para los donantes, facilitando las alianzas entre donantes para un apoyo sostenido a la investigación, aprovechando mecanismos financieros significativos para la agroecología e integrando el suministro de bienes públicos y las diversas formas de conocimiento en los criterios de financiación pública.
  6. Dar primacía a las instituciones de investigación africanas y apoyar las alianzas ascendentes by setting funding targets for Africa-based organizations, developing bottom-up alliances with farmer and research involvement, investing in African institutions' management and research capacities, facilitating South-South exchanges, and promoting clear rules for PPP involvement, communicating the impact of AgR4D funding to enhance its alignment with the SDGs.